Agua de tamarindo

El tamarindo es una fruta tropical que ha sido utilizada desde hace muchos años como fruta medicinal por sus propiedades, pero también para adelgazar e incluso tratar el sobrepeso. Es una fruta fresca, aunque más bien parece una legumbre por su color amarronado cuando se seca. Es pequeña como una judía y está cubierta por una cáscara que contiene la pulpa, que es lo que se utiliza. Esta es más o menos ácida dependiendo de su grado de madurez. Tiene muchas propiedades adelgazantes y, por eso, es ideal para este fin, además de que sus nutrientes se mantienen en todas sus formas de preparación.

La fruta de tamarindo permite perder peso debido a sus componentes activos. Vamos a ver su composición nutricional y cómo afectan sus elementos en nuestro organismo.

Tiene un alto contenido en fibra tanto soluble como no soluble, que ayudan a eliminar grasas y azúcares y, además, también mejoran el tránsito intestinal.

Contiene minerales como el potasio que ayuda a eliminar los líquidos retenidos y activa el flujo urinario, es decir nos ayuda a ir al baño y, de esta forma, a eliminar toxinas y deshechos mediante la orina, por lo que tiene propiedades diuréticas, que también ayudan a perder peso.

Es antioxidante debido a su contenido en vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, que actúa contra los radicales libres protegiendo a las células, por lo que además de adelgazar mejorará tu salud en general.

Además, el tamarindo contiene ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a bajar de peso. Los ácidos grasos poliinsaturados son el omega 3 y omega 6 y ayudan, además, a bajar el colesterol total y LDL.

La pulpa del tamarindo es rica en tiamina (vitamina B1), que además de mejorar los nervios y músculos, también mejora el sistema digestivo. La tiamina ayuda a las células a que los hidratos de carbono se conviertan en energía y, de esta forma, no se acumule la grasa y se absorba en exceso.

Además, el agua de tamarindo es muy buena porque da la sensación de saciedad por su gran contenido en fibra y, de esta forma, hace que no se ingiera demasiada comida, por lo que ayuda a perder peso aportando muy pocas calorías. La fibra, además, ayuda depurar el organismo, ya que controla el azúcar y la grasa en sangre. Los ácidos grasos hacen que se reduzca el tejido adiposo creando energía con las células.

Cómo preparar agua de tamarindo para bajar de peso

El agua de tamarindo es muy fácil y rápida de preparar y no te llevará mucho tiempo. Puedes hacer una cantidad grande y guardarla en la nevera para ir tomándola poco a poco, aunque es conveniente no conservarla por más de una semana.

Puedes encontrar tamarindo en algunos supermercados en los que tengan alimentos y frutas tropicales, pero si no siempre puedes acudir a una tienda de comida exótica especializada.

Para hacer el agua de tamarindo para adelgazar, vas a necesitar:

Tamarindo, aproximadamente unos 500 gramos.

Unos 10 vasos de agua.

Edulcorante si quieres endulzarlo. Puede ser azúcar (blanco o moreno), estevia o cualquier edulcorante que utilices. La cantidad va al gusto.

Una pizca de sal.

Para prepararlo, primero pela y lava todos los tamarindos. Tienes que quitarles la suciedad y restos que puedan tener. Una vez hecho, coge un bol grande donde puedas meterlos todos y cúbrelos con parte del agua. Déjalos reposar durante al menos una hora y después añade un poco de agua y revuélvelos hasta que a pulpa se desintegre. El agua servirá para ablandarlos y hacer que la pulpa se desintegre aportando todo su sabor y propiedades.

Finalmente, agrega el resto de agua y cuélalo, ya que solo necesitaremos el líquido. En este momento, puedes agregar el edulcorante que hayas elegido y la pizca de sal para potenciar el sabor. Llévalo a la nevera, ya que fresco estará mejor.

Otra forma de hacerlo sin necesidad de llevar a cabo el proceso del agua para que se desgrane la pulpa es cociendo la fruta. En este caso, solo utilizamos las semillas del tamarindo bien lavadas. Déjalas en remojo durante toda la noche y al día siguiente ponlas a hervir durante unos 10 minutos y, después, déjalas reposar otros 15 minutos. Una vez tibio, cuela la mezcla y listo, solo queda añadir la sal y el edulcorante. Y de nuevo, guardar en la nevera.

Cómo tomar agua de tamarindo para adelgazar

Puesto que es una bebida saciante, el agua de tamarindo viene muy bien para aquellos momentos entre horas en los que nos entran las ganas de comer. Puedes tomarte un vaso de agua de tamarindo para saciar tu apetito y no caer en tentaciones como las grasas saturadas.

También puedes tomarla antes de cada comida y, de esta forma, no comerás cantidades excesivas, sino lo justo. Ten en cuenta que es una bebida diurética, por lo que es muy probable que los días que la tomes tendrás que ir al baño a menudo.

112 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.