CELOSA

Los celos pueden destruir las relaciones de pareja y también cualquier otro tipo de relación. Lo peor es que los celos no solo destruyen relaciones, sino que también hacen que la persona que los padece los sufra como un gran tormento. Si eres de las mujeres que sienten el impulso de mirar el teléfono de tu pareja o de entrar en su perfil de Facebook a cada segundo y te enfadas si tiene interacciones con otras mujeres, entonces ha llegado el momento de que aprendas a evitar los celos de pareja.

Disfruta del tiempo para ti

Disfruta del tiempo para ti y que tu pareja no tenga que pedirte permiso para salir con sus amigos. En una pareja está bien que paséis tiempo juntos, además, es necesario para poder cuidar el vínculo emocional que os une, pero es muy importante que ambos tengáis vuestro espacio personal donde decidáis si pasáis el tiempo a solas o junto a otras personas.

Este tiempo que paséis el uno sin el otro deberá ser respetado, esto quiere decir, que no es necesario que le estés llamando a cada momento para saber qué hace o con quién está. Ya os contaréis las experiencias cuando estéis juntos de nuevo.

Deja de compararte con los demás

Otro motivo habitual de celos es el compararse con los demás. Si te comparas con otros es porque muy probablemente debas trabajar tu autoestima y tu seguridad personal. Si es necesario, habla con un profesional, pero también puedes leer libros de autoayuda que te hagan ver lo valiosa que eres y que el compararte con los demás, además de ser negativo para ti, también es innecesario. Esto es algo esencial para conseguir no ser celoso en una relación de pareja.

Sé agradecida

No importa cómo seas o lo que tengas, es muy importante ser agradecida en esta vida. Los celos a veces ciegan porque queremos lo que otros tienen o porque tenemos miedo de perder lo que ya tenemos. Pero, para evitar esto y dejar de ser celosa es necesario vivir el presente y olvidar lo que los demás tienen o dejan de tener.

Ten una libreta de agradecimientos y escribe cada día tus agradecimientos, no olvides que siempre hay un motivo por el cual estar agradecidos. Estar viva, sana y sonreír cada mañana es suficiente para estar agradecidos, aunque si te fijas, encontrarás muchas más cosas por las que estarlo. Fíjate en los pequeños detalles de tu vida diaria y te sorprenderás.

Revisa tus límites

Igual piensas que mirarle el móvil a tu pareja de vez en cuando no está mal porque así ‘vigilas’ que te está siendo fiel y puedes dormir más tranquila por las noches. Pero si has llegado al punto de tener que hacer eso es porque realmente no hay confianza con tu pareja o al menos no la suficiente como para que ambos podáis tener una buena relación.

Si desconfías de tu pareja, para dejar de ser celosa deberás revisar los límites que tenéis en vuestra relación y también revisar qué es lo que os está pasando para que tengáis esa desconfianza. La base de cualquier relación se basa en la confianza y si está rota habrá mucho que arreglar. En el siguiente artículo puedes ver Cómo recuperar la confianza en la pareja.

Aprende a comunicarte mejor

Si aprendes a comunicarte mejor, podrás comunicarte mejor contigo misma y posteriormente con los demás. Busca palabras a tus emociones y ponles nombre. Cuando algo te moleste habla con empatía y con asertividad pensando en qué te ha hecho sentir mal, comunicándolo y buscando soluciones para que no vuelva a pasar.

Pero recuerda que debes centrarte en ti misma y olvidar lo que los demás hagan o digan. Tú eres la dueña de tus emociones y de tus sentimientos. Si sientes celos solo lo pasarás tú mal y las relaciones con los demás se verán perjudicadas, en cambio, si aceptas que sientes celos y comunicas qué es lo que te molesta de forma asertiva, podrás solucionar la relación con los demás y encontrar una solución que te pueda hacer sentir mejor. Además, confía en ti misma y automáticamente comenzarás a sentir menos celos por los y las demás.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.