LA MALA CIRCULACIÓN

¿Padeces de mala circulación? Haciendo unos sencillos cambios en tu vida podrás conseguir que la sangre circule mejor por tu cuerpo y que te sientas en un estado de salud óptimo. Para mejorar la circulación sanguínea tendrás que prestar atención a la alimentación y al ejercicio pero, además, también existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a que la sangre fluya mejor. 

Pasos a seguir:

1.Cuando una persona padece de mala circulación sanguínea puede desarrollar una serie de consecuencias para su salud que se verá entorpecida y con una peor calidad. Por eso es importante tratar cuanto antes esta afección y procurar que la sangre circule en buenas condiciones por nuestro cuerpo. Entre las consecuencias que pueden derivar de este problema destacamos las siguientes:

Problemas cardiovasculares: al no llegar bien la sangre a todos los órganos se corre el riesgo de experimentar ataques, arritmias, etcétera.

Hipertensión: también es uno de los efectos que pueden ocurrir al no tener un buen riego sanguíneo.

Entumecimiento muscular

Artritis

2.El ginkgo biloba es uno de los remedios naturales más indicados para mejorar la circulación sanguínea. Esto se debe porque se trata de una planta medicinal que es capaz de dilatar los vasos sanguíneos y conseguir, así, que las venas sean más elásticas. Debido a esto, se trata de un aliado natural para la mala circulación y, para ello, se recomienda tomar esta infusión una vez al día para aprovechar sus beneficios.

Pero hay otras maneras de tomar ginkgo biloba como es en extracto líquido (disponible en tiendas naturistas o herbolarios), en cápsulas preparadas con esta planta o, como ya hemos apuntado, haciendo un té. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta las contraindicaciones del ginkgo biloba pues no se recomienda a embarazadas, a personas que padezcan de inmsonio o ansiedad, etcétera. Te recomendamos tomarlas en forma de cápsulas, ya que es la manera más fácil y rápida de tomar. Puedes comprar cápsulas de ginkgo biloba en Anastore, garantizando una máxima calidad.

3.Otro de los ingredientes naturales que fomentan una buena circulación de la sangre es el ajo. Entre todas las propiedades del ajo cabe destacar que se trata de un ingrediente que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a que la sangre no coagule, por eso, muchos medicamentos para tratar las piernas cansadas o las varices incluyen este ingrediente.

Para aprovechar estas propiedades tan solo basta con que incluyas en tus comidas un diente de ajo, así, además de lograr un sabor más intenso, conseguirás aprovechar sus beneficios. Si lo prefieres, otra manera de usaros es hacer un baño de agua tibia con ajo; puedes remojar los pies para que se active la sangre de las piernas o, si lo prefieres, puedes bañarte por completo. En este artículo te contamos cómo hacer un baño de pies con ajo.

4.Otra manera de tratar la mala circulación naturalmente es mediante la pimienta de cayena, un ingrediente que posee propiedades para activar los vasos sanguíneos y mejorar el riego de la sangre. Es uno de los remedios que más usaron nuestros abuelos y es porque el resultado es muy efectivo.

Para ello tan solo tendrás que añadir pimienta en tus comidas o, como ocurre con el ajo, también puedes optar por hacerte un baño de agua caliente con este ingrediente cada noche antes de dormir; conseguirás que la sangre de las extremidades se reactive y funcione mejor.

5.Una de las principales causas de la mala circulación es no llevar una alimentación saludable, por eso, es importante que tengas en cuenta cuáles son los ingredientes que pueden ayudarte a mejorar tu riego. A continuación te detallamos tus mejores aliados.

Alimentos ricos en fibra: consiguen disminuir los niveles de colesterol y los triglicéridos de la sangre; además, al conseguir regular el tránsito, también consigue que las paredes de las venas estén en un buen estado de salud.

Alimentos ricos en potasio: el potasio es un mineral que consigue regular la cantidad de agua de las células, por lo que es perfecto para tratar las piernas hinchadas y combatir la retención. También es perfecto para ayudar a que la sangre fluya por las venas.

Alimentos ricos en antioxidantes: consiguen proteger los vasos sanguíneos y conseguir que estén en un buen estado de salud; además, debido a que luchan contra los radicales libres, son idóneos para conseguir conservar las paredes de las arterias y de las venas.

También es esencial que bebas al menos 2 litros de agua al día para fomentar la eliminación de las toxinas y conseguir que la sangre esté depurada. En unComo te contamos de forma detallada los alimentos que mejoran la circulación.

6.Para conseguir que la circulación de tu sangre se active es importante que realices ejercicio físico, de esta manera, conseguirás aumentar el flujo sanguíneo y bombearlo hacia el corazón. De entre los ejercicios para mejorar la circulación destacan los siguientes:

Hacer la bicicleta tumbado en el suelo: con las piernas elevadas consigues mejorar el riego sanguíneo y con el pedaleo fomentas aún más la circulación.

Caminar: también es uno de los ejercicios más recomendados para activar el riego y conseguir mejorar tu estado de salud.

Footing: correr a paso ligero también consigue activar el ejercicio cardiovascular y hacer que la sangre recorra tu organismo.

En general, los ejercicios cardiovasculares son idóneos para tratar la mala circulación sanguínea puesto que contribuyen a bombear la sangre y el corazón y mejorar el flujo

7 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.