LO TRISTE Y LO ALEGRE DE LA NAVIDAD

Hoy hablaremos de la Navidad, y lo triste o alegre que puede ser para alguien. Leía hace unos días que las separaciones de parejas suelen ocurrir en Navidad, y bueno, pienso que es precisamente cuando después de tiempo se reúnen las familias con la comida y las bebidas alcohólicas…

Estas cosas seguramente influyen en que aquellas cosas que hasta ese momento hemos sabido guardar en nuestro corazón sean destapadas al llegar la ocasión. También están los amores a distancia que cada vez son mucho más. Es cuando más nostalgias se siente, cuando extrañamos más a quien tanto amamos y que no tenemos a nuestro lado.

¡Cuántas promesas se hacen en navidad! Que vamos a viajar a conocer a nuestro amor… pero que por esas cosas del destino finalmente no podremos y nuestro corazón parece quebrarse a pedacitos. Queremos que pasen lo antes posible estas fiestas que tan tristes nos ponen. En cambio para otros la Navidad es motivo de una honda meditación sobre nuestros actos, es cuando pensamos qué habremos hecho durante este año y qué nos servirá para nuestra vida futura…

Yo quisiera que todas las personas que vienen a nuestra casita virtual, tengan unas tranquilas navidades, que pensemos que nuestros hijos esperan impacientes ese día, y que no es justo que por nuestro egoísmo se lo hagamos pasar mal… sólo por estar mal con nuestra pareja. Respiremos y pidamos a Dios que nos de su paz, y seamos capaces de salir de nuestro estado de inercia, ya sea por el motivo que sea, que no pensemos en nosotros, pensemos en lo principal, inculcar a nuestros hijos el verdadero motivo de la Navidad.

Tenemos todo el año para hablar de nuestros amores frustrados, esta Navidad regalémosela a nuestros niños, que sepan que es un día para reír, para estar en familia y en armonía… ¿Que estamos tristes? Sin duda lo estás si te encuentras lejos de quien amas. Pero haz un esfuerzo y pon de tu parte para que todo sea diferente, ponte linda, ve a la peluquería, cámbiate el color de tu cabello, comprate un perfume nuevo, ríe que eso te hará hermosa, no te quedes en casa mirando por la ventana por los que hoy no están contigo…

Levanta la copa y haz un brindis por los deseos que tu corazón anhela, recuerda que siempre te digo que los milagros ocurren en Navidad… Hagan felices a su familia, escriban un poema, envíen una postal a ese ser amado y verán que el amor son hilos tan invisibles que por más lejos que se encuentren, si queremos, estarán en nuestra mesa.

Sean felices, y Dios hará el resto

5 pensamientos en “LO TRISTE Y LO ALEGRE DE LA NAVIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.