Archivo de la etiqueta: TU SALUD

PÉRDIDA DE PESO

En este artículo revelamos 7 secretos para bajar de peso. Úsalos para lograr sus objetivos de pérdida de peso.

SECRETO 1 – VINAGRE DE MANZANA

El vinagre de manzana orgánico durante mucho tiempo ha sido elogiado por sus propiedades mágicas para perder peso. Mezcle dos cucharadas con ocho onzas de agua con un poco de limón recién exprimido y beber tres veces cinco veces al día. El vinagre de manzana hará lo siguiente:

limpiar su sistema digestivo

suprimir el apetito

estabilizar el azúcar en la sangre

le dará más aminoácidos y enzimas

Todos estos beneficios le permitirá alcanzar sus objetivos de pérdida de peso más rápido.

SECRETO 2 – DESAYUNO

El desayuno siempre ha sido referido como la comida más importante del día. Resulta que hay buenas razones para ello. Los que comen el desayuno están no sólo destinados para tener más energía, sino también para quemar más calorías.

Comer el desayuno le permite a su cuerpo poner en marcha su metabolismo. Comer el desayuno también te hará sentir lleno por más tiempo y evitar así que seda a los antojos de comida chatarra.

Secretos de la pérdida de peso #3 – El ejercicio regular

secretos para perder pesoHacer ejercicio regularmente aumenta la pérdida de peso. Esto se debe a que su metabolismo aumenta. También alienta al cuerpo a deshacerse de las toxinas. Ambas cosas le permitirán perder grasa corporal.

Si usted apenas está comenzando en su viaje de la pérdida de peso, empezar poco a poco. Sólo el simple acto de caminar durante treinta minutos al día es suficiente. A medida que vea que su estado físico mejora empiece a correr y caminar. Corra por un corto período de tiempo y luego volver a caminar. Asimismo, asegúrese de calentar, estirar, y refrescarse cada vez que vaya a ejercitarse. Esto evitará que se lastime y lo más importante le ayudará a cumplir con su programa.

SECRETO 4 – LAS GRASAS SALUDABLES

Comer grasas más saludables puede ayudar a su cuerpo a quemar más grasa. Las grasas saludables te hacen sentir más pleno. Animan a su cuerpo a entrar en un modo de quema de grasa en lugar de un estado de inanición. Las fuentes de grasas insaturadas saludables incluyen:

Aguacate

El aceite de linaza

Aceite de oliva

Pescado

Nueces

SECRETO #5 – PEQUEÑAS COMIDAS REGULARES

Comer varias comidas pequeñas al día ayuda a regular la cantidad de azúcar en la sangre. Esto en sí mismo le hará más activo y aumentará su metabolismo.

También cuando se tiene sólo tres comidas al día se tiende a comer mucho. Su cuerpo toma todo lo que necesita y almacena el resto en forma de grasa. Si usted come comidas pequeñas y regulares su cuerpo utiliza la mayor parte de estas comidas inmediatamente. También sentirá que la comida es más abundante. Por lo tanto, va a salir del modo de hambre y su cuerpo dejará de almacenar grasa.

Finalmente comer comidas más pequeñas también le proporcionará una mayor variedad de nutrición. Esto asegurará que sus necesidades nutricionales se satisfagan mejor. Cuando esto sucede, usted sentirá menos hambre. Su cuerpo ya no necesita más nutrientes. Por lo tanto, dejará de enviar señales de hambre. El resultado final es que usted va a comer bien y perder más peso.

SECRETO #6 – COMER PROTEÍNA

El aumento de la ingesta de proteínas puede aumentar la termogénesis. Esta es la unidad de la quema de grasa en su cuerpo.

Una razón para esto es que la proteína es mucho más difícil de digerir que cualquier otro alimento. Si usted come mucha proteína, luego su cuerpo gastará una gran cantidad de energía en la digestión. Para obtener esta energía su organismo va a utilizar sus reservas de grasa.

Otro de los beneficios de la proteína es que ayuda a la recuperación. La proteína es necesaria para reparar los músculos y las articulaciones después de hacer ejercicio. Si usted tiene suficiente proteína, entonces será capaz de hacer ejercicio con regularidad y esto le ayudará a perder peso.

Sin embargo, el exceso de proteína también puede causar problemas. Algunos problemas básicos son la deshidratación y el cansancio excesivo. Los problemas más complicados, pueden ser el colesterol alto, enfermedad renal y cáncer.

SECRETO #7 – TÉ VERDE

Beber té verde mejora la circulación, combate el cáncer y el envejecimiento. En cuanto a la pérdida de peso tiene dos ventajas principales.

En primer lugar, el té verde está lleno de aminoácidos y enzimas que ayudan en el metabolismo de las grasas. Esto significa que le ayudará a quemar más de su grasa.

En segundo lugar el té verde es rico en antioxidantes. Esto significa que le ayudará a eliminar las toxinas de su cuerpo. Su cuerpo almacena la mayor parte de sus toxinas en grasa. Al quitar las toxinas, también comenzará a perder grasa.

RESULTADO FINAL

Depúrate por dentro

Normalmente nos fijamos en dietas milagro o rutinas de ejercicio intensivas para lograr perder esos quilitos de más y aunque los hábitos de vida saludables, como una buena alimentación o la práctica de deporte moderado, son imprescindibles para conseguir tu objetivo, existen ciertos trucos que pueden ayudarte rápida y eficazmente. Depúrate por dentro mientras pierdes quilos de manera más eficiente. ¡Toma nota!

Beneficios de tomar agua tibia para adelgazar

El agua es un producto indispensable y vital para la vida y una buena salud. Su poder de hidratación es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo e incluso para una correcta absorción de los nutrientes. Todas las células que componen nuestro cuerpo están formada por una parte de agua y la necesitan para poder nutrirse y, a su vez, expulsar todos aquellos desechos inservibles. Tomando entre 1.5 y 2 litros de agua al día, mantendremos el cuerpo saludable, hidratado y libre de toxinas.

¿Por qué es buena el agua tibia o caliente? y ¿por qué es beneficiosa para perder peso? Debes saber que, en primer lugar, el agua es un producto que no tiene calorías, por lo que consumirla en cualquiera de sus variantes siempre será saludable si buscas bajar peso. Pero tomar agua tibia tiene un plus llamado termogénesis. Es decir, con la ingesta de agua tibia la temperatura de nuestro cuerpo aumenta progresivamente, por lo que quemar grasas es mucho más sencillo. Pero este no es el único beneficio de beber agua tibia, un método que se aconseja llevar a cabo en ayunas, hay muchos otros que hacen de este remedio una manera eficaz para adelgazar:

Mejora la digestión

El agua tibia es un limpiador natural que ayuda a eliminar todas aquellas toxinas que puedan afectar a tu organismo. A su vez, trabaja como estimulador del sistema digestivo, por lo que tiene grandes beneficios a la hora de hacer la digestión. El agua demasiado fría, en cambio, puede dificultarla, haciendo que el aceite que contienen los alimentos consumidos se endurezca y formen depósitos de grasa. Si quieres perder peso, depurarte y limpiar tu organismo, pásate al agua tibia.

Acaba con el estreñimiento

Siguiendo en la línea de la mejora de la digestión, tomar agua tibia te ayudará a combatir tu tránsito intestinal lento, es decir, el estreñimiento gracias a la estimulación del movimiento gastrointestinal. Como hemos apuntado anteriormente, el agua tibia actúa como limpiador y además, trabaja contra la hinchazón abdominal o los dolores gastrointestinales.

Alivia dolores

El efecto calor producido por la termogénesis es ideal para poner fin a dolores comunes como las cefaleas o los dolores menstruales. El agua tibia actúa como calmante proporcionando una relajación total a los músculos abdominales.

Activa la circulación

El agua tibia no solo estimula la eliminación de grasas depositadas en el cuerpo, sino también todas aquellas toxinas que pueden afectar al sistema nervioso. Es por ello, que se conoce que el agua caliente limpia la sangre, por lo que mejora y reactiva su circulación estimulando el flujo sanguíneo.

Acción rejuvenecedora

El consumo de agua tibia previene el envejecimiento prematuro y los síntomas que conlleva. Recuerda que su efecto limpiador y eliminador de toxinas y desechos, no permite que las células se enfermen y envejezcan antes de tiempo, sino que estimula la depuración corporal, repara las células de la piel y les otorga una mayor elasticidad.

Todos estos beneficios hacen del agua tibia un remedio casero ideal para mantener un estado saludable. Pero, además, no se puede obviar el beneficio por excelencia que nos aporta su ingesta matutina: la pérdida de peso. Gracias a la subida de temperatura corporal, también aumenta la tasa metabólica lo cual estimula el quemar calorías. Recuerda que consumiendo agua tibia mejorarás tu sistema gastrointestinal y también garantizarás el buen funcionamiento de tus riñones gracias a su efecto depurador.

Tomar agua tibia en ayunas

Probablemente estés pensando: ¿es bueno tomar agua tibia en ayunas? Como hemos destacado en el apartado anterior, es el mejor método para sacarle todos sus beneficios. Aunque lo más normal cuando tienes el estómago vacío es que quieras o tengas la necesidad de masticar o comer algo, el vaso de agua tibia tiene un efecto saciante inmediato que puede eliminar dicha sensación.

Si hablamos de perder peso, este hábito todavía es más recomendable. Si el agua de por sí es un elemento esencial para nuestro día a día, es incluso más esencial en las dietas pensadas para perder peso: el agua tiene 0 calorías y tomarla antes de cada comida te ayudará a saciarte mucho antes. Por ello, si quieres bajar de peso de manera considerable a la par que saludable, es bueno tomar agua tibia en ayunas (uno o dos vasos). Con este nuevo hábito conseguirás limpiar tu cuerpo y estimular el trabajo diurético de los riñones que no han parado durante toda la noche. Asimismo, el agua tibia te ayudará a eliminar toxinas y, muy importante, a reducir tu volumen, ya que contribuirá a eliminar la hinchazón de áreas concretas como la abdominal o combatir la retención de líquidos. Si quieres adelgazar, el agua tibia deberá convertirse en tu nuevo aliado.

Agua tibia con limón

Si el agua tibia por sí sola es un método eficaz para depurar y limpiar tu cuerpo, a la vez que te ayuda a perder peso o mantenerte en un peso ideal, si la combinas con limón, su efecto es más potente si cabe.

El agua tibia con limón está considerada como uno de los remedios naturales más eficaces para acelerar el metabolismo y, así, perder peso de manera eficaz, efectiva y rápida. Es recomendable tomarla en ayunas, para desintoxicar el organismo, limpiar el tracto gastrointestinal y los riñones y regularizar el intestino. Si además sufres de estreñimiento o diarrea, el agua tibia con limón será la combinación ideal, dado que ayuda a liberar tanto la mucosidad como la fermentación acumulada en los intestinos, sin olvidar su efecto de drenaje en hígado y vesícula.

No dudes en tomar cada día uno o dos vasos de agua tibia, preferiblemente en ayunas y con un toque de limón. Perderás peso de manera notable y tu cuerpo se beneficiará de todos sus efectos. ¡Pruébalo!

Agua de tamarindo

El tamarindo es una fruta tropical que ha sido utilizada desde hace muchos años como fruta medicinal por sus propiedades, pero también para adelgazar e incluso tratar el sobrepeso. Es una fruta fresca, aunque más bien parece una legumbre por su color amarronado cuando se seca. Es pequeña como una judía y está cubierta por una cáscara que contiene la pulpa, que es lo que se utiliza. Esta es más o menos ácida dependiendo de su grado de madurez. Tiene muchas propiedades adelgazantes y, por eso, es ideal para este fin, además de que sus nutrientes se mantienen en todas sus formas de preparación.

La fruta de tamarindo permite perder peso debido a sus componentes activos. Vamos a ver su composición nutricional y cómo afectan sus elementos en nuestro organismo.

Tiene un alto contenido en fibra tanto soluble como no soluble, que ayudan a eliminar grasas y azúcares y, además, también mejoran el tránsito intestinal.

Contiene minerales como el potasio que ayuda a eliminar los líquidos retenidos y activa el flujo urinario, es decir nos ayuda a ir al baño y, de esta forma, a eliminar toxinas y deshechos mediante la orina, por lo que tiene propiedades diuréticas, que también ayudan a perder peso.

Es antioxidante debido a su contenido en vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, que actúa contra los radicales libres protegiendo a las células, por lo que además de adelgazar mejorará tu salud en general.

Además, el tamarindo contiene ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a bajar de peso. Los ácidos grasos poliinsaturados son el omega 3 y omega 6 y ayudan, además, a bajar el colesterol total y LDL.

La pulpa del tamarindo es rica en tiamina (vitamina B1), que además de mejorar los nervios y músculos, también mejora el sistema digestivo. La tiamina ayuda a las células a que los hidratos de carbono se conviertan en energía y, de esta forma, no se acumule la grasa y se absorba en exceso.

Además, el agua de tamarindo es muy buena porque da la sensación de saciedad por su gran contenido en fibra y, de esta forma, hace que no se ingiera demasiada comida, por lo que ayuda a perder peso aportando muy pocas calorías. La fibra, además, ayuda depurar el organismo, ya que controla el azúcar y la grasa en sangre. Los ácidos grasos hacen que se reduzca el tejido adiposo creando energía con las células.

Cómo preparar agua de tamarindo para bajar de peso

El agua de tamarindo es muy fácil y rápida de preparar y no te llevará mucho tiempo. Puedes hacer una cantidad grande y guardarla en la nevera para ir tomándola poco a poco, aunque es conveniente no conservarla por más de una semana.

Puedes encontrar tamarindo en algunos supermercados en los que tengan alimentos y frutas tropicales, pero si no siempre puedes acudir a una tienda de comida exótica especializada.

Para hacer el agua de tamarindo para adelgazar, vas a necesitar:

Tamarindo, aproximadamente unos 500 gramos.

Unos 10 vasos de agua.

Edulcorante si quieres endulzarlo. Puede ser azúcar (blanco o moreno), estevia o cualquier edulcorante que utilices. La cantidad va al gusto.

Una pizca de sal.

Para prepararlo, primero pela y lava todos los tamarindos. Tienes que quitarles la suciedad y restos que puedan tener. Una vez hecho, coge un bol grande donde puedas meterlos todos y cúbrelos con parte del agua. Déjalos reposar durante al menos una hora y después añade un poco de agua y revuélvelos hasta que a pulpa se desintegre. El agua servirá para ablandarlos y hacer que la pulpa se desintegre aportando todo su sabor y propiedades.

Finalmente, agrega el resto de agua y cuélalo, ya que solo necesitaremos el líquido. En este momento, puedes agregar el edulcorante que hayas elegido y la pizca de sal para potenciar el sabor. Llévalo a la nevera, ya que fresco estará mejor.

Otra forma de hacerlo sin necesidad de llevar a cabo el proceso del agua para que se desgrane la pulpa es cociendo la fruta. En este caso, solo utilizamos las semillas del tamarindo bien lavadas. Déjalas en remojo durante toda la noche y al día siguiente ponlas a hervir durante unos 10 minutos y, después, déjalas reposar otros 15 minutos. Una vez tibio, cuela la mezcla y listo, solo queda añadir la sal y el edulcorante. Y de nuevo, guardar en la nevera.

Cómo tomar agua de tamarindo para adelgazar

Puesto que es una bebida saciante, el agua de tamarindo viene muy bien para aquellos momentos entre horas en los que nos entran las ganas de comer. Puedes tomarte un vaso de agua de tamarindo para saciar tu apetito y no caer en tentaciones como las grasas saturadas.

También puedes tomarla antes de cada comida y, de esta forma, no comerás cantidades excesivas, sino lo justo. Ten en cuenta que es una bebida diurética, por lo que es muy probable que los días que la tomes tendrás que ir al baño a menudo.

Jugo de zanahoria y limón

El jugo de zanahoria y limón es una buena alternativa para mejorar la salud del organismo y facilitar la pérdida de peso al mismo tiempo. Cada uno de estos alimentos cuenta con propiedades adelgazantes muy interesantes, y es que la zanahoria es muy rica en fibra y agua y destaca por sus efectos depurativos, desintoxicantes, diuréticos y saciantes, mientras que el limón supone un buen aporte de vitamina C y es perfecto para quemar más grasa y mejorar la digestión. El consumo habitual de este jugo junto a una dieta hipocalórica y la práctica regular de actividad física puede ser la fórmula ideal para perder unos kilos y reducir volumen. En el siguiente artículo mostramos cuáles son los beneficios del jugo de zanahoria y limón para adelgazar y cómo prepararlo paso a paso.

Jugo de zanahoria y limón: beneficios y propiedades

El jugo de zanahoria y limón es una bebida perfecta para incluirla en dietas de adelgazamiento, pues ayuda a reducir el apetito durante el día y favorece la quema de grasas debido a las propiedades de estos dos alimentos. Veamos, seguidamente, cuáles son los beneficios del jugo de zanahoria y limón para adelgazar atendiendo a las propiedades de cada uno de estos ingredientes:

Beneficios de la zanahoria para adelgazar

Debido a su elevado contenido en agua y fibra, es muy depurativa y, por ello, ayuda a eliminar todas las toxinas, la grasa y los desechos acumulados en el organismo.

Es diurética ayudando a combatir la retención de líquido y la consecuente hinchazón. Esto lo consigue al estimular la función renal y ayudar a expulsar el exceso de agua a través de la micción.

Es muy desintoxicante y su riqueza en vitaminas y minerales mejora los procesos metabólicos del cuerpo.

Su consumo aporta una gran sensación de saciedad, lo cual es de gran ayuda para bajar de peso, pues nos permite reducir la cantidad de alimentos que solemos ingerir cada día.

Cuenta con propiedades antiinflamatorias muy beneficiosas para el sistema digestivo, pues ayuda a combatir la pesadez, la hinchazón abdominal, las flatulencias, etc.

Es un alimento termogénico, lo cual quiere decir que aumenta la temperatura corporal al comerlo y, por ende, se produce una mayor quema de calorías.

Beneficios del limón para adelgazar

Beneficia a la salud del sistema digestivo y mejora el proceso de la digestión. Estimula la producción de jugos gástricos del estómago y, por lo tanto, los alimentos consumidos se descomponen con más rapidez y las grasas no quedan acumuladas en el organismo.

Ayuda a prevenir la hinchazón del abdomen y el sufrimiento de gases.

Es un excelente diurético natural que favorece la eliminación de las toxinas y previene la acumulación de líquido, lo cual también es importante para evitar la celulitis.

Contiene pepsina y esta sustancia hace que se aprovechen mejor las proteínas que se consumen y que se quemen más grasas.

Gracias a su contenido en fibra y pectina, es muy saciante y ayuda a combatir la sensación de hambre durante el día.

Cómo hacer jugo de zanahoria y limón para adelgazar

Para aprovechar correctamente todas las propiedades del jugo de zanahoria y limón para bajar de peso, es importante prepararlo siguiendo la receta que detallamos a continuación, así no le aportaremos al cuerpo calorías de más y conseguiremos acelerar la nuestra pérdida de peso de una forma completamente saludable:

Ingredientes

4 zanahorias

1 limón

un poco de agua mineral

Preparación

En primer lugar, se deben pelar y lavar las zanahorias crudas.

Cortar las zanahorias a rodajas e introducirlas en la licuadora o en el vaso de la batidora.

Agregar un poco de agua mineral y procesar o batir hasta obtener una mezcla consistente y homogénea. Se puede agregar una mayor cantidad de agua si la consistencia obtenida es muy espesa para nuestro gusto.

Cortar el limón por la mitad y exprimir ambas mitades para obtener el jugo natural de esta fruta.

Finalmente, agregar al zumo de zanahoria el jugo de limón y remover.

En el caso de que se desee endulzar un poco, es importante no agregar azúcar y, en su lugar, optar por un poco de stevia u otro edulcorante natural.

Cómo tomar el jugo de zanahoria y limón para bajar de peso

De la misma forma que la preparación es muy importante, el modo de tomarlo también lo es. Para beneficiarnos al máximo del efecto saciante y adelgazante de esta bebida, lo mejor es tomar 2 vasos al día, bebiendo uno por la mañana antes del desayuno y otro unos minutos antes del almuerzo. Además, con este zumo, no solo ayudaremos a nuestra pérdida de peso, sino que rápidamente notaremos también sus beneficios en la salud del sistema digestivo, sintiéndonos mucho menos pesados después de comer.

No obstante, como cualquier otro complemento natural, este jugo debe sumarse a una dieta sana, equilibrada y baja en calorías para lograr perder los kilos deseados. Así mismo, sin una rutina de ejercicio regular que complemente la dieta, será prácticamente imposible percibir los cambios en la figura. En el siguiente artículo de unCOMO, mostramos cuáles son los 10 mandamientos para perder peso y en el caso de que después de mucho tiempo, no sea posible lograr la meta de adelgazar, en el artículo Por qué no consigo perder peso descubrimos cuáles pueden las causas.

Otras recetas para adelgazar con zanahoria y limón

Al jugo de zanahoria y limón para adelgazar también se le pueden añadir otros alimentos igualmente efectivos para perder peso en menor tiempo y beneficiar la salud del organismo en general. A continuación, mostramos otras variantes deliciosas y sanas de esta receta:

Jugo o batido de zanahoria, manzana, limón y apio

A esta receta se le suman las propiedades diuréticas y desintoxicantes de la manzana y los efectos antiinflamatorios, digestivos y saciantes del apio.

Ingredientes: 2 zanahorias, 1/2 manzana, 1/2 limón y 1 tallo de apio.

Preparación: lavar y trocear las zanahorias, la manzana y el apio y procesar en la licuadora o con la batidora. A la mezcla resultante, añadir el jugo de limón. Finalmente, colar y ¡listo! En el caso de querer hacerlo en versión batido, se puede agregar un poco de leche desnatada para no aportarle calorías de más.

Jugo de zanahoria, limón y perejil

En esta ocasión, a la zanahoria y el limón se le añaden las propiedades depurativas, diuréticas y quemagrasas del perejil. En el siguiente artículo mostramos también Cómo preparar té de perejil para bajar de peso.

Ingredientes: 1 zanahoria grande o 2 medianas, 1 limón, 1 rama de perejil y una cucharada pequeña de miel.

Preparación: licuar la zanahoria junto al perejil troceados y añadir un poco de agua. Luego, colar el preparado, agregar el zumo de limón recién exprimido y la miel.

Jugo de pepino, zanahoria, manzana y limón

El pepino es un alimentos muy rico en agua que aporta muy pocas calorías y ayuda a eliminar líquidos del organismo, además de reducir el hambre.

Ingredientes: 4 zanahorias, 1 limón, 1 manzana, 1 pepino y un trocito de jengibre (opcional).

Preparación: lavar y trocear las zanahorias, la manzana y el pepino. Licuar todos los ingredientes y, finalmente, agregar el jugo de limón. Colar y beber.

Té de limón

¿Sabías que tomar un té de limón en ayunas por las mañanas puede ayudarte a perder esos kilos de más? Así es, como lo lees, esta bebida tiene una composición nutricional que es perfecta para lograr bajar de peso de una forma más rápida. Entre otras cosas, aumenta la quema de grasas, permite eliminar las toxinas acumuladas, mejora las digestiones y consigue que la lucha contra los antojos diarios no sea tan complicada de llevar a cabo. También tiene propiedades purificantes y antisépticas, por lo que es un remedio muy beneficioso para la salud a niveles generales. Si quieres saber cómo preparar té de limón para adelgazar y de qué forma tomarlo, lee este articulo…

Propiedades del té de limón para adelgazar

La composición del limón hace que sea un alimento ideal para incluirlo en dietas destinadas a la pérdida de peso, y especialmente una de las mejores formas de tomarlo para adelgazar de forma efectiva es a modo de té, el cual además ayudará a depurar el organismo y mejorar su estado de salud. A continuación, detallamos cuáles son todas las propiedades del té de limón para adelgazar que debes conocer.

Es diurético

El té de limón cuando se consume actúa como un poderosos diurético natural, esto es que favorecer la eliminación de las toxinas acumuladas que influyen en el aumento de peso. Y estas no solo se eliminan a través del sistema digestivo, ya que también ayuda a aumentar la cantidad de orina que se produce y, por ende, consigue que las toxinas se eliminen mediante los riñones y la vejiga. El ácido cítrico del limón también mejora la función de aquellas enzimas que estimulan el buen funcionamiento del hígado.

Es saciante

Otro de los beneficios del té de limón para adelgazar es que produce una gran sensación de saciedad. Esto es gracias, principalmente, a la pectina, una fibra soluble que ayuda a sentirse más saciado durante el día y a reducir la ansiedad por comer. Además, también favorece la alcalinización del cuerpo, por lo que el hambre se reduce considerablemente.

Mejora la digestión

Debido a su composición, el té de limón consigue que el estómago produzca una mayor cantidad de jugos gástricos, por lo que los alimentos ingeridos se descomponen con muchísima más facilidad y se mejoran las digestiones. Además, ayuda a prevenir síntomas asociados a las indigestiones, como acidez, inflamación abdominal, gases, etc.

Favorece la quema de grasas

El limón es una fruta que en su composición cuenta con un flavonoide que actúa como un removedor de grasa en la sangre. Además, favorece la quema de grasas al acelerar el metabolismo y, por ello, consigue que se quemen más calorías de lo habitual.

Cómo se prepara el té de limón para adelgazar

Preparar el té de limón para adelgazar es un proceso muy sencillo que te llevará muy pocos minutos y te permitirá conseguir tu objetivo de bajar de peso y reducir medidas antes de lo esperado. Para empezar, los ingredientes que vas a necesitar los siguientes:

1 limón

1 vaso de agua tibia

Una vez tengas los ingredientes necesarios, sigue los pasos que detallamos:

Corta el limón por la mitad y exprime cada una de las mitades para extraer el jugo.

Echa agua en un vaso hasta llenarlo y calienta esta ligeramente. Es importante que el agua del té de limón esté templada y no muy caliente ni muy fría, ya que entonces se podría dificultar la digestión al consumirlo.

Mezcla el jugo de limón con al vaso de agua tibia, remueve para que ambos ingredientes se integren y tu té de limón ya estará listo para tomar.

Si el sabor te resulta desagradable, puedes añadirle una pizca de stevia o edulcorante para endulzarlo un poco.

Cómo tomar el té de limón para adelgazar

Para aprovechar al máximo los beneficios y las propiedades adelgazantes del té de limón, lo mejor es que lo consumas por las mañanas y en ayunas. De esta forma, harás que las digestiones durante el día se produzcan de forma adecuada, empezarás el día con energía y conseguirás quemar una mayor cantidad de grasas. Además, te ayudará a prevenir condiciones como el estreñimiento, la retención de líquidos y la celulitis.

También puedes tomar una segunda taza de té de limón por la noche antes de irte a la cama para, así, ayudar al organismo a quemar más grasas mientras duermes y contribuir a la limpieza y purificación de la sangre.

Otros tés con limón que ayudan a adelgazar

Además de la preparación anterior, hay otra forma de tomar el té de limón para adelgazar. En esta ocasión, te proponemos multiplicar sus efectos quemagrasas y depuradores combinándolo con otros productos naturales que también son excelentes para conseguir la pérdida de peso. Toma nota de las dos recetas de tés con limón adelgazantes que te mostramos en las siguientes líneas.

Té de limón y miel

El té de limón y miel para adelgazar es ideal por sus efectos desintoxicantes y digestivos. Favorece la limpieza del organismo y quema las grasas acumuladas.

Ingredientes:

2 limones

1 cucharada de miel

1 taza de agua

Preparación: calienta ligeramente el agua hasta que esté tibia. Agrega el jugo de los limones previamente exprimidos y la miel. Remueve para mezclar y ya estará listo para tomar.

En el siguiente artículo puedes descubrir más beneficios del limón con miel.

Té de limón, jengibre y canela

Este es uno de los tés más populares para bajar de peso, y es que se unen las propiedades adelgazantes de tres grandes ingredientes. El resultado es una infusión que elimina grasas y toxinas y que ayuda a combatir tanto la hinchazón abdominal como la retención de líquidos.

Ingredientes:

2 limones

1 palito de canela

1 rodaja de jengibre

1 vaso de agua

Preparación: calienta el agua y antes de que rompa a hervir, agrega la rodaja de jengibre, la rama de canela y deja reposar durante 5 minutos. Pasado este tiempo, agrega el jugo de limón recién exprimido, remueve, cuela y ya estará listo para beber.

Té de perejil

El perejil es una hierba muy empleada en la cocina, pero también es una buena aliada para aquellas personas que están intentando bajar de peso y quieren hacerlo de una forma saludable siguiendo una dieta hipocalórica y consumiendo suplementos naturales efectivos. Entre otras cosas, el perejil permite depurar el organismo y limpiarlo de toxinas, evitar el padecimiento de la retención de líquidos, reducir las ganas de comer y quemar una mayor cantidad de grasas. Todo ello unido es la fórmula perfecta para lograr adelgazar y deshacerse de esos kilos de más que tanto cuestan eliminar. Si quieres saber cómo preparar té de perejil para bajar de peso y cómo tomarlo.

El perejil es una hierba culinaria muy beneficiosa para perder peso gracias a su composición, en la cual se encuentran las vitaminas A, B, C y E, calcio, magnesio, potasio, manganeso, zinc, hierro y apiol. A continuación, detallamos cuáles son todas las propiedades del perejil para adelgazar para que sepas de qué forma actúa en tu organismo cuando lo consumes:

Es depurativo y diurético: gracias a su contenido en apiol, el perejil aumentar la diuresis y esto facilita la eliminación de toxinas del organismo y previene la retención de líquidos, una condición que además de hinchazón hará que aumentes ligeramente de peso.

Mejora el tránsito intestinal, favorece la eliminación de los gases y previene la hinchazón abdominal.

Aumenta la saciedad, lo cual permite sentirse más lleno y, por consiguiente, reducir las cantidades de comida que se ingieren a lo largo del día.

Actúa eficazmente contra los niveles altos de colesterol malo y triglicéridos en sangre.

Favorecer el proceso que lleva a cabo el cuerpo para quemar las grasas de una forma más efectiva y rápida.

Té de perejil para bajar de peso

Si deseas aprovechar todas las propiedades anteriores, lo mejor es preparar un té de perejil para bajar de peso y conseguir depurar el organismo y dejar el cuerpo libre de toxinas. La receta es muy sencilla de llevar a cabo, en primer lugar necesitas reunir:

5 cucharadas de perejil fresco picado

1 litro de agua

Preparación: en una olla, vierte el agua y ponla a hervir. Cuando haya alcanzado el punto de ebullición, añade el perejil, remueve y deja hervir durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa la olla y deja reposar por unos 5 o 10 minutos más. Finalmente, cuela la preparación obtenida y ya tendrás tu infusión de perejil lista para tomar.

Cómo tomar el té de perejil para adelgazar

Lo más recomendables es tomar entre 2 y 3 tazas al día de té de perejil para perder peso, preferiblemente antes de las comidas, como desayuno, almuerzo y cena. De esta manera, se aprovechan al máximo sus efectos saciantes. Al ser una infusión depurativa, puedes tomarla de manera continuada durante un periodo de 2 semanas, luego convendría realizar un periodo de descanso de unos 15 días.

De igual forma que con otro complemento natural para adelgazar, el consumo de té de perejil debe combinarse siempre con una dieta baja en grasas y calorías y una rutina de ejercicio físico adecuada, ya que de lo contrario será imposible reducir medidas y obtener los resultados esperados.

Otras recetas de té de perejil para bajar de peso

Una buena forma de potenciar las propiedades adelgazantes del té de perejil anterior es agregar a la preparación otros ingredientes que favorezcan la pérdida de peso y la quema de grasas. Entre las recetas más populares, se encuentran las que combinan el perejil con el limón y el apio, presta atención a las siguientes líneas.

Té de perejil y limón

El té de perejil y limón para adelgazar es una infusión muy diurética que evita la retención de líquidos, que mejora las digestiones y que ayuda a reducir el apetito.

Ingredientes:

5 ramas de perejil

1 limón

1 litro de agua

Preparación: limpia y pica el perejil. Coloca el perejil en una olla con el agua hirviendo y deja que hierva durante unos 5 minutos. Luego, apaga el fuego, deja reposar durante unos 5 minutos más, cuela la infusión y agrega el jugo del limón recién exprimido.

Té de perejil y apio

La segunda receta de té de perejil para bajar de peso consiste en agregarle apio, un vegetal muy diurético y depurativo que reduce el apetito y que permite una mayor quema de las grasas acumuladas y de las que se ingieren.

Ingredientes:

3 cucharadas de perejil picado

2 tallos de apio

1 limón

1 litro de agua

Preparación: limpia y corta el apio a trozos pequeño. Pon a hervir el agua en una olla y cuando rompa a hervir agregar el apio y el perejil. Deja que ambos ingredientes se cocinen durante unos 10 minutos, apaga el fuego, deja reposar durante unos 10 minutos más y, finalmente cuela. Añade el jugo del limón para que su sabor sea más agradable.

Contraindicaciones del té de perejil

Antes de empezar a tomar el té de perejil para bajar de peso es importante asegurarse de que no será contraproducente para la salud, y es que su consumo está contraindicado en los siguientes casos:

Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Pacientes con cólicos renales.

Pacientes con insuficiencia cardíaca.

Pacientes con insuficiencia renal.

Pacientes con enfermedades neurológicas.

Cuáles son los beneficios del jengibre para la salud

El jengibre es muy conocido por el sabor picante y amargo que ofrece a la comida, sobre todo a los platos de origen asiático. Sin embargo, esta raíz que se cultiva en China sirve para mucho más que hacer galletas, y es que sus propiedades curativas la convierten en uno de los mejores remedios caseros para tratar dolencias y hasta subidas de peso. Aprovecha al máximo las propiedades de este tubérculo conociendo en este artículo.

Instrucciones:

Los beneficios del jengibre para la salud son muchos, al punto que esta raíz es considerada como antiespasmódica, expectorante, antigripal, antiséptico, anticoagulante, estimulante circulatorio hasta coadyuvante en la pérdida de peso. Cualquier forma de consumo habitual de jengibre puede ofrecer estos beneficios, sin embargo, lo más común es consumir una infusión de jengibre o agregar jengibre molido a tus recetas.

Uno de los beneficios del jengibre para la salud más conocidos es su propiedad de acelerar el metabolismo. El jengibre ayuda a la absorción correcta de alimentos y nutrientes y además permite quemar calorías de forma más rápida, razón por la cual muchas personas utilizan el jengibre para adelgazar.

El jengibre, por permitir una mejor absorción de los alimentos, mejora el tránsito intestinal. Esto permite que el organismo libere toxinas acumuladas y estimula el funcionamiento óptimo de los intestinos. Por su propiedad de ayudar a liberar toxinas uno de los beneficios del jengibre para la salud es desintoxicar el hígado.

Si eres de los que no puede viajar por carretera o subirte a un avión sin marearte, debes saber entonces que uno de los beneficios del jengibre para la salud es tratar los mareos. Para gozar de esta propiedad solo deberás consumir una infusión de jengibre horas antes del viaje y verás cómo te ayuda a viajar cómodo y, sobre todo, estable.

El jengibre es considerado como uno de los mejores remedios caseros para aliviar los dolores articulares. Su propiedad antiinflamatoria permite deshinchar las articulaciones lastimadas a causa del ejercicio, un mal movimiento o enfermedades como la artritis. La próxima vez que tengas dolores musculares recuerda cuáles son los beneficios del jengibre para la salud.

Probablemente cuando has estado resfriado alguien te haya recomendado tomar un té de jengibre con miel y limón. Si le has hecho caso sabes que funciona. Y es que uno d los beneficios del jengibre para la salud es tratar los catarros, mejorando considerablemente el dolor de garganta, la congestión nasal, el malestar general y ayudando a propiciar un sueño profundo.

Por su efecto antiespasmódico y broncodilatador uno de los beneficios del jengibre para la salud es que mejora el asma. Una taza de jugo de jengibre con miel y limón ayuda a mejorar los síntomas del asma y actúa como expectorante, permitiendo destapar el pecho, expulsar la flema y disminuir la tos. Asimismo se ha demostrado en investigaciones que el consumo regular de infusión de jengibre ayuda a disipar las crisis asmáticas.

Otro de los beneficios del jengibre para la salud es que su propiedad de mantener la sangre fluida permite evitar las enfermedades cardiovasculares y el endurecimiento de las arterias. Por si fuera poco, las personas con problemas de alopecia pueden encontrar en el jengibre un excelente remedio casero, ya que este tubérculo es capaz de estimular los folículos del cabello, permitiendo que las hebras crezcan más rápido y se frene la caída.

Te lo dijimos, los beneficios del jengibre para la salud son muchísimos, por eso no podemos terminar este artículo sin mencionar que también se ha descubierto que el jengibre tiene la propiedad de mejorar las migrañas, es rico en vitamina C y B6, contiene fósforo, zinc, calcio, magnesio y potasio, ayuda a eliminar la caspa, sirve para tratar los cálculos renales, la depresión y hasta las cataratas.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.